Varios cientos de personas cortaron calles en Madrid con una olla contra el gobierno | España

Varios cientos de personas cortaron calles en Madrid con una olla contra el gobierno | España

Varios cientos de personas atravesaron el Paseo de La Habana en Madrid el domingo para celebrar una disputa contra el gobierno de Pedro Sánchez. Muchos de los manifestantes llevaban máscaras y guantes, pero dada la multitud, era imposible respetar la distancia social recomendada por el Ministerio de Salud para evitar que la pandemia se extendiera.

Levantando banderas y sartenes españolas cantaron gritos como «¡Renuncia del gobierno!», «¡Libertad!» o «Sánchez una prisión», junto con otros aislamientos «Somos españoles, no venezolanos». Seis camionetas del Cuerpo de la Policía Nacional llegaron al lugar y se dedicaron a circular por la carretera, intentando, sin éxito, dispersar los concentrados. Aunque varios policías desembarcaron de los vehículos, en ningún momento acusaron a los manifestantes ni intentaron disolverlos. «Genial, ¿no? Ojalá todas las manifestaciones fueran así», dijo un vecino a un oficial de policía.

Uno de los manifestantes llevaba un gran altavoz en un carro con ruedas, a través del cual tocaba el himno nacional a todo volumen. Finalmente, los vehículos policiales se alejaron del área para aplaudir y aplaudir a la policía por los asistentes que, a altas horas de la noche, casi una hora después del comienzo de la concentración, se disolvieron sin incidentes.

La protesta fue convocada por la organización ultra católica Hazte Oír a través de las redes sociales. Aunque tradicionalmente dedicado a cuestiones morales, como el aborto o la eutanasia, este grupo fundamentalista ha adquirido recientemente un perfil más político, lanzando iniciativas que un partido como Vox, presente en las instituciones, no puede asumir directamente.

En total, Hazte Oír conocía casi treinta concentraciones en Madrid y una docena en capitales de provincia de toda España, además de Marbella (Málaga). Pero lo que más se hizo eco fue el que se celebró en la Plaza de Quito, en el barrio de El Viso, el más rico de España, con un ingreso per cápita de 42.818 euros, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La multiplicidad de llamadas respondió que, en la fase 0 de descalcificación, en la que se encuentra Madrid, no puede caminar más de un kilómetro desde su casa. Fuentes de la delegación del gobierno explicaron que las manifestaciones no tenían que ser ilegales, pero que su convocatoria debería responder si se violaban las reglas de alarma del estado.

Las protestas que comenzaron hace unos días en la calle Núñez de Balboa, en el corazón del distrito de Salamanca, se han extendido a otras partes de la capital, incluida la calle Ferraz, donde se encuentra la sede nacional del PSOE.

En esta última calle, un grupo de ciudadanos, envuelto en banderas españolas, lanzó proclamas como «renuncia de Sánchez» o «prisión de Sánchez» mientras se movían para, en este caso, salvaguardar la distancia de seguridad, según Europa Press. A partir de las 8:50 pm, los manifestantes, alrededor de 450 personas, según fuentes policiales, informa Efe, comenzaron a llegar en medio de los sonidos de ollas y gritos de «libertad» y «gobierno criminal». La policía municipal de Madrid tuvo que cortar parte de la calle Ferraz. Varias compañías lecheras de la Policía Nacional también han fortalecido la seguridad y evitado la gran acumulación de personas.

La protesta colectiva, definida por los vecinos, se repitió en otras zonas de Madrid, como los barrios de Mirasierra, Montecarlo o Aravaca. También se han extendido a otras ciudades de la Comunidad de Madrid, como Pozuelo de Alarcón, Majadahonda o Galapagar.

Estas protestas minoritarias comenzaron el domingo pasado, luego de que un grupo de jóvenes se reuniera frente a una casa que tenía música al máximo volumen en la calle de Núñez de Balboa. El incidente provocó que 12 personas fueran identificadas y castigadas por no cumplir con el decreto real de un estado de alarma. Durante la semana, cientos de personas se reunieron en estas calles, entre Ramón de la Cruz y Ayala, ubicadas en el barrio de Salamanca, para protestar contra la administración del gobierno. Las protestas generaron multitudes de personas, lo que obligó a la Delegación del Gobierno de Madrid a implementar un fuerte dispositivo policial para evitar la acumulación de manifestantes.

Junto con la protesta, cientos de personas salieron este domingo a las 9 pm en balcones y ventanas en diferentes ciudades de España y en varios distritos de Madrid, como Ciudad Lineal, para tomar también cacerolas contra el Ejecutivo Sánchez.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puedes seguir la última hora de la evolución de la pandemia

– Así evoluciona la curva de coronavirus en España y en cada autonomía

– Preguntas y respuestas sobre coronavirus

– Guía de acción contra la enfermedad.

– En caso de síntomas, estos son los teléfonos que se han activado en cada comunidad

– Haga clic aquí para suscribirse al boletín diario de pandemia

En EL PAÍS, docenas de periodistas trabajan para proporcionar la información más precisa y cumplir con su misión de servicio público. Si desea apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puede hacerlo aquí por 1 euro en el primer mes y 10 euros en el mes siguiente, sin compromiso de quedarse.

Inscribirse

Valentino

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Read also x