Pedro Duque: «Necesitas invertir en ciencia para pagar las pensiones» | Suerte

Pedro Duque: «Necesitas invertir en ciencia para pagar las pensiones» | Suerte

Él va a la oficina todos los días, especialmente para ver videoconferencias. El miércoles pasado, el Ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque (Madrid, 1963), encontró espacio en la agenda para atender Cinco días. Ingeniero aeronáutico, fue el primer astronauta español en hacer que muchos niños sueñen con el espacio. Ahora se enfrenta, con la crisis de Covid-19, a uno de los mayores desafíos, muy diferente de los que tuvo en su carrera, aunque advierte que meterse en «un cohete con 2.000 toneladas de explosivos tampoco es una mano».

¿Hubo expertos que anunciaron por qué no se esperaba que ocurriera esta crisis?

Se sabía desde la epidemia de SARS en 2003 que podrían aparecer nuevos virus. Bill Gates también lo anunció en sus conferencias, en ese momento, desafortunadamente, no los vi, los vi en el pasado, pero había signos. El SARS alarma a los países occidentales, pero creemos que nuestro sistema de salud tiene la capacidad de responder. Se hicieron planes contra la crisis aviar, pero no se han continuado. En Europa, no se sabía que él también podría tocarnos.

¿Tendremos que vivir con pandemias?

Con eso, tendremos que vivir juntos durante muchos meses. Lo peor que podemos pensar es que todo sucedió y bajamos la guardia. Y eso debe ser entendido por las personas que dirigen empresas y trabajadores. No tiene que bajar la guardia, porque eso sería lo peor, incluso para la economía.

En la primera ola, prevaleció la salud, pero si hay un nuevo crecimiento, ¿volverá a ocurrir o la economía tendrá prioridad?

Tienes que encontrar un buen equilibrio entre los dos. Hasta ahora, no era posible mantener la economía y la salud debido a la rápida evolución que se produjo en España. Lo inteligente es encontrar ese equilibrio para que no tenga que ser radical con su atención médica. Sin salud no tenemos economía. No podemos entrar en una dinámica en la que tenemos que cerrar la economía nuevamente. La actividad económica debe recuperarse sin perder de vista la salud.

Eres muy optimista sobre el papel que puede jugar España en la carrera mundial para encontrar una vacuna.

Lo importante es comprender que necesitaremos suficientes vacunas, porque nunca se sabe si la primera funcionará. A fines de este año o a mediados del próximo, habrá varias vacunas, pero no tenemos capacidad predictiva para saber cuál funcionará. Dentro de nuestros proyectos de vacuna, tenemos algunos que usan un vector diferente, una base de vacuna a la que se agrega la especificidad de este virus. Tenemos personas que saben cómo fabricar vacunas con un sistema que no saben cómo hacer en otros lugares. Hay un grupo de investigación en el Centro Nacional de Biotecnología que cuenta con nueva tecnología para fabricar vacunas con todos los virus, excepto las partes del virus que lo hacen virulento. Entonces tenemos que continuar.

Hablando de la escasez de recursos científicos y de investigación, ¿es hora de revertir esta situación?

Estoy convencido de que esta es la única decisión inteligente que se puede tomar con respecto a la promoción de la investigación y el desarrollo en España. Espero que nadie entienda que, con el doble de innovación, podemos pagar pensiones a mediano plazo. La innovación es la base para tener márgenes en las empresas y estar a la vanguardia del mercado y, a su vez, para que sus empleados tengan salarios cercanos a los de Europa Central, y esto también implica que pueden contribuir a la Seguridad Social y poder pagar salario. pensiones de nuestros jubilados. No podemos decir que el sistema español de asistencia social puede ser sostenible si no invertimos en conocimiento e innovación. Las empresas necesitan exportar productos con alto valor agregado, y eso no proviene de otro lugar que no sea la innovación, la aplicación de la ciencia básica y la transferencia de conocimiento.

Esta crisis reveló la pérdida de tejido industrial. Las máscaras eran necesarias y no había lugar para hacerlas.

Este es un producto de la globalización, lo que significa peyorativamente que no nos importa dónde se hacen las cosas, todo lo que queremos es comprarlo a un precio muy bajo. Esta es una idea que nos ha invadido, y nos damos cuenta de que no todo es así, y lo más importante es que se deben mantener ciertas capacidades. No es algo específico de España. La globalización, sin anatema, debe ser modulada.

¿Eso significa?

Debe modularse por dos razones, para el mantenimiento de capacidades estratégicas, y esto se entendió en asuntos tales como armamentos, pero debe entenderse más ampliamente, por las capacidades para la producción de medicamentos y vacunas, de elementos protectores para la producción de salud. para aumentar la generación de energía renovable. Entra en la industria de la ciencia. Por otro lado, debe modularse porque también implica enormes cantidades de emisiones de efecto invernadero. ¿Qué gana el mundo con todos los juguetes fabricados en China y montados en un barco que produce grandes cantidades de emisiones? La lucha contra el cambio climático es una razón para modular la globalización.

¿Habrá un acuerdo para aumentar la inversión en ciencia e innovación en los presupuestos?

Esto estará presente en todas mis oraciones en todas las negociaciones y cuando hable con el Primer Ministro, y está claro que, si hay alguna conclusión a la que debe llegar la Comisión de Reconstrucción, es que el país no puede reconstruirse en el terreno equivocado que tuvimos en el pasado. Debemos aprovechar algo que tenemos y estamos desperdiciando, como el talento de los jóvenes y la calidad de nuestro sistema de capacitación para científicos y tecnólogos. Capacitamos mucho más de lo que nuestro modelo de producción absorbe y desperdicia talento que podría recibir mucho más valor agregado. Parte del cambio en el modelo de producción es realizado por el Estado. Quitamos el vendaje que hizo el sector privado. Debemos invertir en ciencia e innovación en todos los países donde estamos rezagados. Tenemos la oportunidad, en cantidades ridículas, en comparación con el costo de ayudar a las familias, a sentar las bases para que nuestro sistema de asistencia social sea sostenible.

¿Los acuerdos público-privados funcionan en esta área?

Abrimos una nueva oficina innovadora de contratación pública, que es un método cercano a los programas aeroespaciales, mediante el cual las autoridades públicas compran el primer prototipo de algo prometedor. Esta compra pública de innovación revierte a servicios públicos más eficientes, y la industria lo favorece porque ayuda a dar el último impulso de innovación para convertir la idea en un producto. Estamos relanzando y estamos creando programas de este tipo que no existían. Se trata de tener un primer cliente ancla, que en este caso es el Estado, que también se beneficia de la propiedad compartida de los derechos de propiedad intelectual generados. Le costaría al Estado un poco menos comprar más de este producto y la compañía puede venderlo con ganancias. Estamos en el camino correcto, aunque creo que esta crisis debería ayudarnos a acelerar esta evolución y que afecta los presupuestos generales. Es importante que todos entiendan esto, pero sobre todo, ningún votante culpa a su partido por no gastar dinero en ciencia e innovación y por no resolver los problemas de hoy.

¿Puede esta crisis acelerar las vocaciones a las disciplinas científicas?

Esto puede suceder y debemos aprovechar esas ocasiones en que las personas entienden que el conocimiento es la base del futuro. Muchos jóvenes piensan que cuando crezcan, querrán vacunarse o alguien inventará una nueva forma de proteger los inodoros o un sistema de transporte para que las personas no se infecten. Espero que los talentos estén despertando.

Hubo controversia con las pruebas que se realizan en la población, ¿habrá pruebas para todos?

Ninguna prueba de diagnóstico es 100 por ciento efectiva, por lo que no es una panacea. Las pruebas se dividen en dos, lo que indica si tiene la enfermedad en ese momento y lo que dice si ha tenido la enfermedad en el pasado. Acabamos de hacer un estudio sobre cuántas personas han tenido la enfermedad y tenemos un 5%. Las pruebas exhaustivas no son necesariamente la solución. Esa es la idea que debe penetrar. Si tuviéramos una manera de saber si cada persona que pasa por la calle tiene el virus o no, sería efectivo, pero la tecnología que tenemos no lo permite. Ciertamente, en unos pocos meses, encontraremos una técnica barata y escalable. En España, se realizaron pruebas más complejas que en Corea del Sur, pero ningún país ha logrado esta utopía. En China, que tiene una capacidad gigantesca para probar y fabricar todo, tomaría tres años evaluar a toda la población. Es una utopía poner a prueba a toda la población. No hay tecnología que permita a los españoles realizar pruebas en menos de un año.

¿Qué aprendiste en esta crisis?

Fue una fase de gestión intensiva que nos hizo aprender mucho. Hicimos un gran esfuerzo y empujamos al país con más éxitos que errores y con la capacidad de redirigir cuando vimos que no íbamos en la dirección correcta. No fue posible saber de antemano. La epidemia no nos permitió tener un resultado perfecto, pero se podía hacer mucho más. La gente de ciencia e innovación reaccionó y tenemos varios proyectos de innovación que estamos financiando por el Estado para producir máscaras en España con nuevos sistemas. Hay empresas que los están produciendo y CSIC está desarrollando nuevos tejidos que esperamos poner a disposición de las empresas. Además de los 50 o 60 ensayos clínicos que se están lanzando en los hospitales para encontrar nuevos medicamentos. Debemos continuar este momento que le dimos y mantenerlo. Entre las empresas estatales y privadas, dedicamos el 1,2% del PIB a la ciencia y la innovación, cuando el promedio en la Unión Europea es del 2,1%, pero queremos estar por encima de él. Nuestro sistema de asistencia social está respaldado por un fuerte aumento de la inversión en innovación y conocimiento y, por lo tanto, no tenemos una visión a largo plazo.

¿Y a nivel personal?

Aprendí a apreciar las cosas de la vida, día tras día, ahora nos gusta caminar, valoramos que los niños regresen felices y cansados ​​de la escuela. También aprendí que si las personas están motivadas, se llevan muy bien.

Valentino

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Read also x