Coronavirus en España: Sánchez contrata a 100 economistas de élite para proyectar la era codiciada ‘| España

Coronavirus en España: Sánchez contrata a 100 economistas de élite para proyectar la era codiciada ‘| España

Se han estado reuniendo muy discretamente durante más de un mes. Hay 100 especialistas de élite, especialmente economistas, aunque también hay sociólogos o científicos. Y tienen una compleja misión encomendada por la oficina de Pedro Sánchez: imaginar España desde fue post-cubierto y preparar un documento en tres meses. El grupo, una especie de think tank Al igual que aquellos que crearon la Francia de Macron y la Italia de Conte, es plural y no se ajusta a la línea ideológica de la coalición: hay personas cercanas a Pode, pero también está Toni Roldán, ex líder de los Cs. La primera fricción ya ha ocurrido en temas delicados, como el mercado laboral.

Casi todos los países vecinos están preparando documentos para rediseñar la economía después del conmoción El coronavirus y las heridas de la Gran Recesión aún no se han cerrado. Italia ya cuenta con 102 medidas, esbozadas por un grupo dirigido por Vittorio Colao, ex CEO de Vodafone. Francia creó un grupo de 26 expertos, liderados por dos economistas de renombre: el ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional Olivier Blanchard y el ganador del Nobel Jean Tirole. España eligió una fórmula diferente. Antes del coronavirus, Sánchez creó una oficina de pronóstico y estrategia en La Moncloa que comenzó a desarrollar planes futuros y preparar este trabajo. Ahora, con la crisis, el grupo de expertos y el documento que están preparando tiene aún más sentido, aunque no pretende resolver lo inmediato, sino proyectar la economía y la sociedad del futuro, tanto que se define como «España 2050» .

Entre los cientos de economistas y expertos que están describiendo qué fue post-cubierto Hay ideologías y especialidades muy diferentes. Y esto no es accidental. Moncloa se alejó voluntariamente del espectro ideológico de la coalición PSOE-United Pode y formó un grupo más transversal, algo que está generando cierta fricción en temas especialmente delicados, como el mercado laboral. Los 100 expertos, que no cobran por este trabajo, se dividen en 10 grupos, y el trabajo es uno de los más controvertidos, con una mayoría favorable a la reforma laboral del PP en comparación con los economistas más cercanos a la izquierda y partidarios de derogar esta regulación. Esta distribución de mayorías es preocupante en algunos sectores del PSOE y United We Can, ya que es un ejercicio promovido por el gobierno, pero que no sigue su línea ideológica o el acuerdo que ambos firmaron.

El documento buscará el mayor consenso posible y, cuando los expertos enfrenten problemas que impliquen un gran choque ideológico, los pondrán en espera. Algunos de ellos se han reunido semanalmente durante más de un mes, por videoconferencia, y comienzan a preparar borradores con el diagnóstico de la situación después de intensas discusiones.

La idea no es un documento que sea un programa gubernamental de la coalición, principalmente porque los expertos no obedecen esta línea, sino un texto para reflexionar sobre los grandes desafíos y las posibles soluciones del país. Sin embargo, el documento puede generar tensiones dentro del gobierno, ubicado en un punto ideológico lejos de las posiciones mayoritarias del grupo de expertos. El Ejecutivo insiste repetidamente en que su hoja de ruta es el acuerdo PSOE-Pode, y este ejercicio parece ser considerado más como una reflexión que como un mandato para acciones políticas.

Entre los expertos más destacados se encuentran Javier Andrés, profesor de análisis económico de la Universidad de Valencia; Antonio Cabrales, profesor de economía en el University College; Aida Caldera, economista de la OCDE; Olga Cantó, profesora de la Universidad de Alcalá; Sara de la Rica, profesora de economía de la Universidad del País Vasco; Rafael Domenech, director de análisis de BBVA Research; Florentino Felgeroso, profesor de la Universidad de Oviedo e investigador de Fedea; Mariano Fernández Enguita, profesor de sociología de la educación en Complutense y director del INAP; Lucas Gortázar, analista del Banco Mundial; José Antonio Herce, profesor de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Foro de Expertos del Instituto de Seguridad Social BBVA; Cristina Linares, especialista en el Grupo Intergubernamental de Naciones Unidas sobre Cambio Climático; Sergi Jiménez, profesor de economía en la Universidad Pompeu Fabra; Julio Lumbreras, profesor de Ingeniería Ambiental en la Universidad Politécnica de Madrid e investigador visitante en la Universidad de Harvard; Clara Martínez-Toledano, investigadora del World Inequality Lab, o José Ramón Picatoste, especialista de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Moncloa dividió el trabajo en 10 grupos, que actualmente tienen poco contacto entre sí: crecimiento y productividad, desigualdad, desempleo estructural y precariedad, longevidad (con un análisis del futuro del sistema de seguridad social), mejora de los resultados del sistema educativo, recalificación de los trabajadores. , habitabilidad de las ciudades y despoblación rural, descarbonización de la economía, uso más racional de los recursos naturales y, finalmente, bienestar.

Varios participantes, consultados por EL PAÍS bajo condición de anonimato, coinciden en que los debates serán complicados cuando se alcancen los puntos más delicados de las apuestas ideológicas de cada uno. En el caso del trabajo, cuando el contrato único, la negociación colectiva o las razones por las que España tiene tanto desempleo estructural, el acuerdo es imposible. El grupo de expertos de Fedea, con el que se asocian algunos nombres, acaba de reclamar ajustes para 2022, a pesar de que hasta entonces la economía española podría no haber recuperado el crecimiento perdido en esos meses: reforma laboral, pensiones o el debate sobre cuándo retirarse Los estímulos se encuentran entre los desafíos a corto plazo para la economía española, pero serán fundamentales en el camino hacia 2050. La idea de que el gobierno está manejando es mantenerse lo más alejado posible de los shocks para encontrar un mínimo común. Pero el momento de la verdad aún no ha llegado: escribir las conclusiones y elaborar políticas públicas para la era posterior a la codiciada. No será fácil.

La oficina de pronósticos y estrategia.

Con el nuevo gobierno que surgió después de las elecciones, Pedro Sánchez creó una oficina que depende de su jefe de gabinete, Iván Redondo, diseñado para pensar en políticas a largo plazo e inspirado por otros que tienen países como el Reino Unido, Canadá, Finlandia o Singapur. . Dirigido por el historiador Diego Rubio, hasta ahora había trabajado con gran discreción. El proyecto que será su gran presentación, el documento sobre los desafíos de la era posterior a la codicia, comenzó antes de que la pandemia se hiciera realidad. La oficina está compuesta por una docena de personas, con una edad promedio de 32 años. Tanto en PSOE como en United Pode, nos preocupa que este proyecto se lleve a cabo fuera de las partes, aunque el documento no es un mandato para nadie.

Valentino

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Read also x