Las “empresas fantasmas” de Yucatán implican a Mauricio Vila


La Auditoría Superior del Estado de Yucatán se encuentra investigando las acusaciones de desvío de dinero público que supuestamente se realizaron en la administración municipal de Mauricio Vila Dosal, lo cual indica que se encuentran en presuntos actos de corrupción a varios funcionarios que hoy en día se encuentran ocupando varios puestos importantes en el Gobierno del Estado de Yucatán.

Ciudadanos denuncian empresas fantasmas.

Sin embargo, los ciudadanos que denunciaron ante el órgano fiscalizador las presuntas acciones delictivas, entregaron documentos que, de acuerdo a su dicho, exhiben una “red de empresas fantasmas”, mismas que, por medio de contratos enmarañados, ayudaron a desaparecer del erario más de $200 millones de pesos, en los años del 2016 y 2017.

Por su parte, un experto fiscalista consultado mencionó que:

“Quizá el término fantasma no sea el más adecuado, ya que hace referencia a algo inexistente, ilusorio y las llamadas empresas fantasma son negocios legalmente constituidos”.

Los involucrados en las empresas fantasmas de Yucatán.

Hasta ahora, se sabe que dentro de los expedientes, que se encuentran en manos de la Unidad Investigadora de la ASEY, se cuentan 21 negocios involucrados en el supuesto desvío, a los que el Ayuntamiento de Mérida (siendo casi el único cliente) otorgó contratos por un total de $218 millones, supuestamente para la limpieza de parques y áreas verdes.

Por otro lado, los funcionarios que se encuentran acusados por estos hechos son Vila Dosal, María Fritz Sierra, Luis Montalvo Duarte, Álvaro Juanes Laviada, Alberto Espinosa Atoche y Juan Carlos Rosel Flores.

La obligación del SAT en vigilar la constitución de una empresa.

El problema nace desde el momento de la constitución de la empresa, ya que es una actividad fácil que se puede lograr con un capital mínimo de $3 mil pesos, y otorgando una dirección, o varias, que en la mayoría de las ocasiones no es verificada ni comprobada físicamente.

Y es que el encargado de realizar dichas actividades de vigilancia es el Servicio de Administración Tributaria (SAT), sin embargo, no cuenta con el personal suficiente para poder realizar su tarea a conciencia.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: