Cofepris podría rechazar todas las solicitudes de uso de cannabis de Quintana Roo.


Actualmente se tienen 22 solicitudes en el estado de Quintana Roo ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para el uso de Cannabis, de las cuales, sólo una de las 22 solicitudes tiene como fin, el uso medicinal de dicha planta.

Todas las solicitudes van a ser rechazadas, dice COFEPRIS.

De acuerdo con la información de parte de las autoridades, la mayor parte de las solicitudes fueron realizadas en los dos últimos meses del año pasado y a pesar de ya se tiene cierto tiempo a la espera, las autoridades correspondientes no han dado respuesta formal a dichas solicitudes, debido principalmente a la temporada de vacaciones y aunque se tenga como máximo, un tiempo de seis meses para rechazar o aceptar las solicitudes, se prevé que todas sean rechazadas.

De los 22 casos, 21 corresponden al uso lúdico de la marihuana, mientras que el restante es por parte de una menor de edad para el uso medicinal de la planta. Alejandro Pino Murillo, titular de la Cofepris afirma que hay grandes probabilidades de que todas sean rechazadas, el caso particular del uso medicinal del Cannabis no cuenta con receta o alguna indicación, por lo que descartan dar el buen visto al caso de uso medicinal. En cuanto a las demás solicitudes, Pino Murillo comenta que los solicitantes mencionan que es un uso rutinario de la planta, para la diversión personal de los solicitantes bajo las palabras de Pino.

Sólo una es para uso medicinal del cannabis.

Lo más seguro es que sean negadas todas, de hecho sólo hay una que fue solicitada por una persona con una enfermedad crónica, por lo cual se solicita la autorización como tal, pero no cuenta con sustento que valide en un expediente la necesidad de este medicamento

Así lo afirmó el funcionario de Cofepris sobre el asunto, además, él agrega que todas las solicitudes que fueron enviadas a la Ciudad de México podrían obtener respuesta a finales del presente mes. Por último, el funcionario hace énfasis en la naturaleza de los permisos, para cuestiones médicas o lúdicas y que a pesar de ello, el uso de la sustancia queda prohibida en espacios públicos o establecimientos.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: