Encuentran un nuevo cenote en Mérida con fósiles de hasta 20 millones de años.


El día de ayer se enunció el descubrimiento de un cenote de agua al norte de la capital yucateca, mismo que cuenta con una profundidad de 28 metros y una caverna de aproximadamente 400 metros de largo. Lo interesante del hallazgo es que dentro se encontraron restos fósiles de mamíferos marinos y osamentas humanas.

Uno de los tres cenotes más grandes.

Erick Sosa Rodríguez, espeleólogo, notificó del descubrimiento de un cuerpo de aguas prístinas con diversidad de especies de fauna y flora acuática endémica, además de contener vestigios arqueológicos y antropológicos. El cenote se encuentra ubicado dentro de una propiedad privada de la comisaría de Cholul, al norte de la ciudad.

Y es que se trata de uno de los tres más grandes cenotes con cavernas en todo el municipio, siendo las otras dos la del Aeropuerto Internacional de Mérida, de unos 700 metros, y el otro del cenote de Dzilbilchaltún, con unos mil 200 metros, siendo este último el más grande.

El nuevo cenote inexplorado es valioso.

Fue a través de la proyección de fotografía que el investigador reveló que, con la ayuda de un experto argentino en buceo, se trasladaron hacia el sitio previamente registrado y sin explorar, donde después de descender por una estrecha oquedad, encontraron el cenote en su estado natural con diversidad de especies acuáticas.

Lo más importante es el buen estado en el que se encuentra el sitio, ya que esto es lo que lo vuelve más valioso aún. Y es que después de sumergirse encontraron una caverna o grieta de aproximadamente 400 metros de largo, en la que lograron encontrar evidencia de restos humanos, cerámica y algunos otros fósiles.

Fósiles con más de 20 millones de años de antigüedad.

Resaltó que en el sitio se encontraron ejemplares que se encuentran en peligro de extinción, así como también langostinos, camarones, peces y restos de vértebras que pertenecen a un delfín de hace unos 20 millones de años.

Después de haber realizado el reporte al Departamento de Desarrollo Sustentable del Ayuntamiento de Mérida, se llevó a cabo una visita de inspección y levantamiento de datos a solicitud del dueño del predio en el que se encuentra el hallazgo, mismo que abarca la cancha del Club Deportivo Arrayanes.

Cenote con un gran valor por su conservación.

Por su parte, Sosa Rodríguez indicó que el cenote cuenta con un gran valor por su conservación natural, a pesar de encontrarse en un sitio de intenso desarrollo urbano, por lo que sugirió algunas medidas de seguridad para el cuidado y preservación en lo que se realiza la investigación por parte de los expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: