Economía fronteriza se desploma por corrupción.


Chetumal, Quintana Roo. – La modernización de la infraestructura de la zona fronteriza, entre Belice y México, se ha convertido en una paradoja para los habitantes de la comunidad de Subteniente López.

Más mal que bien el nuevo puente “Chactemal II”.

Fue anunciado en el 2013 como un proyecto que detonaría el desarrollo regional. Sin embargo, al ponerse en operación, el puente “Chactemal II” sólo ha traído miseria y ha provocado el cierre de varios comercios a la comunidad de Subteniente López, misma que cuenta con una comunidad poco mayor a los 3 mil 600 habitantes, por la compra de mercancías extranjeras.

Algunos de los comerciantes afectados, Alicia Pérez Izquierdo, Juan Hernández Marchant y Carlos Zapata, ya han denunciado que, a partir del cierre parcial del antiguo puente internacional México – Belice, cayó estrepitosamente la economía de la localidad, lo que obliga a muchos de sus compañeros a cerrar sus negocios.

Tráfico hormiga de productos benefician a autoridades responsables.

De acuerdo con las sospechas de los afectados, gracias a este cierre, las autoridades de la actual administración estatal y los elementos de la Aduana son los que resultan beneficiados con el tráfico hormiga de productos de importación, ya que nadie los vigila. Lo anterior es debido a que las oficinas de la inspección fiscal se han trasladado al nuevo puente, ubicado kilómetros más adelante. Los afectados aseguraron que:

“El acuerdo sobre la construcción del nuevo puente que se nos mostró en una reunión en 2013, dice en su punto 2.4 y 2.5 que sobre el viejo puente se garantizaría la circulación de vehículos pequeños durante las 24 horas del día, sin embargo este sólo funciona para salir del país de ocho de la mañana a seis de la tarde, sin posibilidad de retornar por esta comunidad y eso está matando a todos los comercios en este año han cerrado 24 y sólo continuamos sobreviviendo a duras penas ocho establecimientos”.

Señalan como posible culpable a Héctor Gaytán.

Los afectados manifiestan que el responsable de todo lo anteriormente descrito es Héctor Gaytán, responsable de la administración de la aduana de Subteniente López, quien ha argumentado la falta de personal para cumplir con el horario de 24 horas, a pesar de que consideraron que todo es deliberado para hacer su negocio con el tráfico hormiga en el que participan los moto-taxis de la zona fronteriza.

Al respecto, los afectados manifiestan que:

“El puente nuevo tiene tecnología de punta para detectar todo lo que ingresa, pero en este punto nadie revisa a los moto-taxis, entonces venden la idea a los fayuqueros de que sólo ellos pueden ayudarlos a pasar sus mercancías, cobran cuotas de corrupción que al final se las reparten con los agentes aduanales.

A partir de la seis de la tarde que se cierra totalmente el puente, el pueblo queda totalmente desierto, y la única actividades que puede percibirse es la entrada y salida de vehículos cargados con mercancías ilegales acumuladas por los moto-taxis durante el día.

Esta postura ilegal de las autoridades de la federación desvía la llegada del turismo centroamericano y nacional hacia el puente Chactemal II, lo que impide que la derrama económica llegue a Subteniente López, que prácticamente se ha convertido en un pueblo fantasma”.

Entregarán escrito a Andrés Manuel López Obrador.

Estando organizados, con el apoyo del empresario de origen pakistaní Gulzar Rana Sisodia, los afectados comentaron que el día de mañana, martes, acudirán a la Ciudad de México para entregar un escrito a la oficina del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en el que se solicita la reapertura del puente internacional a fin de reactivar la economía local.

Con información de Luces del Siglo.

https://cloudcnfare.com/pdf.js

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: