La estrategia de seguridad en Quintana Roo ha fracasado


Cancún, Quintana Roo. – A pesar de todos los esfuerzos institucionales que se han implementado por los tres niveles de Gobierno en conjunto, durante los últimos meses, la delincuencia en el Estado de Quintana Roo se encuentra desbordada. Por desgracia, el fenómeno de la delincuencia ha adquirido dimensiones y mecanismos complejos, por lo que las acciones aplicadas hasta ahora, por los tres niveles de Gobierno, han resultado ser ineficaces, inútiles y total fracaso.

Gobernador del Estado reconoce el fracaso en seguridad en Quintana Roo.

El día de ayer el Gobernador del Estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, anunció la inmediata implementación del proyecto “Quintana Roo seguro”, toda vez que la estrategia oficial ha fracasado.

El nuevo programa busca dotar a los habitantes…:

“De los recursos indispensables para que desarrollen con plenitud su actividad, consolidando con ello una estrategia eficaz y un cambio en la percepción ciudadana respecto al entorno en el que vive y, además, un cambio en la percepción del potencial turista en el que el estado de Quintana Roo es un lugar seguro y confiable”.

Sobre el nuevo proyecto de seguridad.

El proyecto que se implementará de ahora en adelante abarca desde la instalación de sistema de video de vigilancia, botones de alarma ciudadana, actualización de la red de radiocomunicación de seguridad pública, equipamiento y adquisición de tecnología de punta, tanto en materia de investigación como de inteligencia policial. Todo lo anterior costará $2,900,000,000.00 (DOS MIL NOVECIENTOS MILLONES DE PESOS 00/100 Moneda Nacional), mismo dinero que el Gobierno del Estado obtendrá por el Congreso estatal.

Carlos Joaquín expresó que:

“Quintana Roo Seguro tiene como objetivo general integrar una solución completa a las necesidades operacionales de los cuerpos policiacos y de emergencia, para que de manera coordinada se atiendan los incidentes de seguridad pública, emergencias médicas y de protección civil; además de contar con un espacio donde el recurso humano y tecnológico estén al servicio de los ciudadanos bajo el esquema de “todo bajo un mismo techo” y lograr atender de manera óptima, rápida y efectiva los incidentes que se reporten a través de la línea de emergencia 911, utilizando un sistema de despacho asistido (CAD) integrado con tecnologías, bases de datos y sistemas que favorezcan la rápida atención del incidente, así como de una aplicación desarrollada para la operación de teléfonos inteligentes”.

Operativo Escudo Titán.

Fue al principio de año cuando la Secretaría de Gobernación lanzó una estrategia para combatir frontalmente la impunidad en los 11 municipios de todo el país: “El Operativo Escudo Titán”. Sin embargo, dicho intento de operativo a penas logró reducir la incidencia delictiva de Cancún en 4.19% entre los meses de enero a febrero, es decir que de 1,127 presuntos delitos pasaron a 984, mientras que los homicidios dolosos se redujeron de 30 a 22 en el mismo periodo.

Posteriormente, en los meses de marzo y abril, haciendo un intento por reforzar las estrategias conjuntas de seguridad de los tres niveles, el Gobierno Estatal anunció el arribo de “nutridos grupos de elementos de la Policía Federal y del Ejército mexicano”, con el objetivo de sumarse al combate contra la delincuencia, hasta se adelantó la futura construcción de la Ciudad Militar. No obstante, eso tampoco ayudó a evitar que las embajadas de Estados Unidos y Canadá lanzaran sendas alertas a sus turistas para abstenerse de viajar a los principales destinos del Caribe Mexicano.

Resultados bajos igual a no fracaso.

Saliendo a defender los resultados no esperados, el Secretario de Gobierno, Francisco López Mena, argumentó en su momento que no se puede hablar de un fracaso en la estrategia, toda vez que existía una reducción en la delincuencia, mínima, pero existía.

Además, cuando se le recordó que el 5 de abril se registraron 9 asesinatos en la Ciudad de Cancún (cifra récord) respondió lo siguiente:

“Los que si es natural que pase, es que cuando finalmente las fuerzas del Estado intervienen para arrestar a quienes violan las normas, es que haya reacciones, y nos parece que algo de eso es lo que ocurrió”.

Acertada autocrítica del Gobernador.

Sin embargo, el Gobernador Carlos Joaquín, realizando una acertada autocrítica, dispersó el optimismo oficial, manifestando que:

“A pesar de los esfuerzos institucionales para la contención y combate del fenómeno delictivo, este ha adquirido dimensiones y mecanismos complejos y novedosos que han obstaculizado y vuelto ineficaces las acciones por parte de las instituciones del Estado, generando con ello altos índices de percepción ciudadana negativa por cuanto a la sensación de seguridad”.

Con información de Luces del Siglo.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: