Putin viola tratados con la presentación de su nuevo misil.


Washington, Estados Unidos. – Una serie de dependencias estadounidenses se alarmaron y manifestaron en contra del desarrollo armamentista del Kremlin.

Casa Blanca acusa a Rusia.

El día de ayer, la Casa Blanca acusó a Rusia de violar los tratados de no proliferación nuclear, después de que su mandatario, Vladimir Putin, asegurara que Moscú había desarrollado un nuevo misil balístico intercontinental, capaz de eludir los escudos de defensa y burlar las líneas de intercomunicación de todo el mundo.

La Secretaria de Prensa estadounidense, Sarah Huckabee Snaders, expresó que:

“El Presidente Putin confirmó lo que el Gobierno de Estados Unidos supo desde un principio … que Rusia ha desarrollado armas desestabilizadoras durante una década, que supone una violación de sus obligaciones”.

Es así que la Casa Blanca se adhirió al discurso del Departamento de Estado, que también condenó el anuncio del Kremlin, mismo que fue acompañado por videos que reproducían los alcances de los misiles en ataques a la costa oeste de Estados Unidos.

El portavoz de la dependencia, Heather Nauert, dijo que:

“Es algo muy desafortunado. No consideramos que sea la conducta de un actor internacional responsable”.

Rusia.

El Presidente ruso apuntó en su discurso del Estado de la Nación, que su Gobierno ha implementado armamento nuevo, como un dron subacuático capaz de portar una ojiva nuclear y un misil hipersónico son equivalente en el mundo, mismas herramientas que volverán inútil el escudo defensivo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN, por sus siglas en inglés). Al respecto afirmó que:

“Con el lanzamiento del misil y una serie de pruebas en tierra completadas, ahora podemos proceder con la construcción de un tipo de arma fundamentalmente nuevo”.

Y es que también afirmó que su Gobierno se vio obligado a desarrollar estos dispositivos, ya que la defensa global antimisiles de Estados Unidos es una amenaza para Moscú, diciendo al respecto que:

“Consideramos cualquier uso de armas nucleares contra Rusia o sus aliados como un ataque contra nuestro país. La respuesta será inmediata”.

Pentágono rechaza acusaciones.

Por su lado, el Pentágono ha rechazado las acusaciones, además de que argumenta que el sistema de defensa estadounidense está siempre listo para proteger a su nación, sin embargo, no está dirigido en contra de Moscú.

Y es que el Departamento de Defensa añadió también que su mecanismo de respuesta a un ataque balístico no está diseñado en función de Rusia, y el Gobierno de Putin está al tanto de ello.

Con información de “Luces del Siglo”.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: