Sergi Ortíz y el camino de la música


Hablar de Música en Chetumal es casi enigmático, casi místico. Nosotros como habitantes de esta ciudad, desconocemos a nuestros músicos y nos olvidamos que aquí en Chetumal, también hay talento. En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de entrevistar, en exclusiva para El Territorio a Sergio Ortíz, mejor conocido como “Sergi Ortíz”. Al hablar con él, pudimos conocer un poco más a fondo cómo es el surgimiento de un músico, qué es lo que tiene que pasar y ante qué retos se tiene que enfrentar, sin duda, una oportunidad, reveladora.

Cómo todo comenzó.

Nacido el 5 de agosto de 1995, Sergio Ortíz se inició en la música por casualidad como muchos otros. Él, le había regalado una guitarra a su padre para que este tocara, sin embargo nunca se decidió a utilizarla. En algún punto en ese inter, inspirado por la música de los años 00s, tomó la guitarra y junto con su primo y su hermano, entró a clases. Al paso del tiempo, se acostumbró a los nervios de salir a escena, al temor de que las cosas no fueran a salir bien, de estar rodeando de gente.

Lo complicado vino al momento de aprender a cantar, según nos comentó, quien lo impulsó, verdaderamente a cantar, fue su papá. Durante las vacaciones de verano y navideñas, su padre le motivaba a tocar, decía él, que si iba a tocar, también tenía que cantar.

Mi papá fue quien me impulsó a empezar a cantar. En las vacaciones cuando íbamos a Río Indio, llevaba mi guitarra y mi papá siempre me decía que cante, hasta que, en algún momento, me decidí.

Sergio también dice estar agradecido con su familia, por siempre apoyarlo en todo sentido, incluso cuando se trata de dinero, pues nos comentó que es bastante caro hacer música y suponemos que lo ha de ser.

sergio ortiz

“Comunicar lo que siento.”

Tras aprender a tocar y cantar, empezó el proceso para escribir canciones. Durante los dramáticos años de la adolescencia inspirado por esos convulsionados años, empezó a escribir canciones. Las dos o tres primeras, estaban completamente en inglés, pues buscaba proteger lo que quería decir a través de la barrera del idioma.

Creo que fue el drama de la adolescencia que me llevó a escribir mi primera canción. Era muy dramático durante esos años, cada vez que me enojaba, quería escribir canciones, especialmente, en inglés, porque de alguna u otra manera, te protege, casi nadie te entiende completamente, fue bastante gracioso.

Y es que al fin y al cabo escribir no es más que una forma de expresión ya sea de ideas o ya sea de sentimientos como suele ser en la música. Sin embargo, en muchas ocasiones, los músicos tienden a escribir por mera necesidad de satisfacer a un público, desviándose de la razón de ser del arte. El arte no es producto y eso lo tiene muy claro Sergio. Cuando uno hace algo, lo hace porque realmente quiere hacerlo, y en el caso de la música, uno la compone y la escribe, cuando uno siente que debe hacerlo, es la necesidad de sacar de dentro de uno lo que siente.

Yo trato de comunicar lo que siento, no me siento a escribir por necesidad, ni de producir en masa. Escribo cuando siento algo, la música es mi manera de desahogarme. Yo escribo cada que siento que debo hacerlo, aún pasen meses.

Consolidando el camino.

En años posteriores, Sergio empezó a escribir sus primeras canciones en español y fue ahí cuando surgió su primera oportunidad de participar en el Concurso del Bachillerato Anáhuac en la Ciudad de México. Para ese momento, Sergio ya había escrito tres canciones en español: Mira Baby, su primera canción, Nada es Igual y una más que no recuerda. Entre él y varios de sus amigos, escogieron a Nada es Igual para participar en el concurso, sin embargo, lo complicado estaba en que tenían que mandar un video musical de la canción.

Para elaborar un video, se lo encargaron a un amigo llamado Caleb, quien, sin preguntarles, lo subió a YouTube. De ahí empezaron a compartir el video por todos lados y poco a poco se dio a conocer.

Fue de aquí que me di cuenta de que podía hacer algo más.

Sin embargo, al terminar el bachillerato, dejó de tocar y partió a la Ciudad de México para estudiar Producción Musical.  Partió con el objetivo de hacer sus propias canciones; editarlas, grabarlas y lanzarlas por sí sólo.

Me fui con la mentalidad de que tenía que grabar mis propias canciones.

Pero las cosas no salió como quisiera y tuvo que dejar la Ciudad de México sólo para regresar a la península de nueva cuenta, sólo que ahora a Mérida. Ya en Yucatán inició una nueva carrera en Comunicación y tras pasar un tiempo por aquí, no tardó en volver al estudio de grabación.

Sí, apenas regresé, volví a grabar Nada es Igual, fue una reedición de la canción. Ya cuando la terminamos, la subimos a YouTube. También reeditamos todas las canciones que ya había grabado antes.

Hoy y ahora.

Sin duda no hay mayor aspiración para alguien que ama la música que vivir de ella y eso es precisamente lo que Sergio quisiera hacer. Él cómo muchos, sabe que la cantidad de tiempo y esfuerzo que inviertas en una cosa es proporcional a lo que podrás recibir de nueva cuenta; el trabajo y la dedicación lo son todo. Aunque eso no quiere decir que dejará a un lado todo lo demás, sino todo lo contrario.

Me gustaría vivir de la música, estar metido completamente en ella, pero quiero terminar la carrera primero. La música te devuelvo lo que tú le das, es proporcional al tiempo que le dediques, cómo reaccionará la gente. Si quieres hacer algo bien, tienes que trabajar mucho, dedicarte de lleno a ella sino nomás no jala.

El soporte de la gente, suele ser uno de los motores que impulsa a una persona a continuar y el hecho de que lo que tu amas, sea recibido bien por la gente, siempre es reconfortante. La música de Sergio, a pesar de que no ha tenido gran alcance, ha gustado y poco a poco, ha ido expandiéndose en el ámbito musical; el apoyo de las personas ha sido indispensable.

Es muy padre ir a concursos y que la gente se te acerque y te diga que le encantó. Esas pequeñas cosas son lo que te impulsa, que la gente de diga “no lo dejes.”

En la actualidad, Sergio Ortíz, “Sergi Ortíz”, continúa escribiendo canciones, recientemente lanzó Luna, la cual pueden escuchar en el video aquí abajo. Adicional a esta canción, también lanzó dos covers, uno de Sigo Extrañandote de J. Balvin en versión acústuca y Mil Tormentas de Morat de los cuales también les dejamos los videos.

Finalmente, le pedimos a Sergio que le deje un mensaje a todos aquellos que están empezando en la música y que aún no logran decidirse si se van a dedicar de lleno a ello o no. Esto es lo que nos dijo.

“Yo les diría que lo saquen, que den a conocer su música. Lo importante es que la gente scuche su música, que no les importe cómo esté su canción, que no se dejen llevar por el perfeccionismo, tienen que saber que los grandes, también tienen una gran producción detrás. Compártanlo en redes sociales, en dónde se pueda, denlo a conocer.”

De nuestra parte, no nos queda más que agradecerle estimado lector, y recuerde apoyar el talento local. Sergio Ortíz, para aquellos que disfrutaron conocerlo y conocer su música, sabemos que estarán interesados en escucharla de nueva cuenta. Aquí les dejamos los enlaces al Facebook, YouTube y Spotify de “Sergi Ortíz”. “Sergi Ortíz” también está en Deezer y Apple Music.

 

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: