La adicción a los videojuegos podría ser reconocida como un desorden mental


partir de este año, la adicción a los videojuegos podría ser considerada como un desorden mental real gracias al reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud.

Podría ser considerado un desorden mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó el término “desorden videojugabilístico” en un borrador elaborado para la 11va Clasificación Internacional de Enfermedades, un libro usado por investigadores y doctores para dar seguimiento y diagnóstico de enfermedades. El desorden es descrito como “un patrón persistente o recurrente del comportamiento videojugabilístico” que podría incluír “control deficiente sobre las actividades videojugabilísticas” y es severo hasta el punto de que el jugar, precede otros intereses en la vida y las actividades diarias.

La entrada sugiere que los síntomas deben estar presentes por al menos 12 meses para justificar un diagnóstico. la OMS no incluye un programa de prevención ni de tratamiento para el desorden.

Los expertos han debatido por mucho tiempo si la adicción a los videojuegos debe ser considerada como un desorden mental o no. En 2009 un estudio publicado en el diario de Ciencias Psicológicas estimó que alrededor del 8.5% de los jovenes estadounidenses en la edad de entre los 8 y 18 años, mostraban síntomas de un comportamiento adictivo a los juegos. Los proponentes de clasificar a los videojuegos como un desorden dicen que este no es diferente de la adicción a las drogas o el alcohol.

No todos están de acuerdo con la clasificación.

Sin embargo, hay otros que argumentan que la clasificación de la OMS carece de sustento científico.

Esta fue una decisión pobremente pensada (por la OMS).

Dijo Chris Ferguson, un psicológo y profesor en la universidad de Stetson en Florida, que ha investigado el impacto de los videojuegos a la sociedad.

La evidencia que tenemos ahora, sugiere que el “desorden videojugabilístico” es meramente sintomático de otro desorden, relacionado pues, con problemas mentales en los cuales el jugar es usado como un mecanismo para copar estos problemas.

El reconocimiento del “desorden videojugabilístico” en la Clasificación Internacional de Enfermedades” significa que las companías aseguradoras serán capaces de reembolsar la adicción a los videojuegos en centros de tratamiento.

Con información de Nación Beta.
Juan Miguel Peraza

Licenciado en Derecho por la Universidad de Quintana Roo. Es un apasionado de la economía, la legislación, el trabajo, las nuevas tecnologías y la política nacional e internacional. Se especializa en temas relacionados al empleo.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: