Pancho’s Pizza, reinventando la pizzería local


El día de hoy visitamos Pancho’s Pizza, una pequeña y reciente pizzería en el norte de la ciudad, para ser exactos en el cruzamiento de la Nicolás Bravo con Úrsulo Galván. La pizzería destaca de entre todos los locales en la avenida y un gran letrero luminoso que decía “Bienvenidos” nos invitó a pasar. Al llegar, nos recibió Jabneel, el hijo del dueño quien amablemente nos invitó a sentarnos.

De la tortilla a la pizza.

Mi amigo, Frank, fotógrafo de profesión, y yo, procedimos a tomar asiento y ordenamos una pizza de pepperoni, nuestra preferida. Minutos después, la teníamos frente a nosotros, mientras que Jabneel entablaba plática. Durante los primeros minutos, no pude resistirme a preguntarle sobre su negocio y cómo es que llegaron a dónde se encuentran a día de hoy.

Jabneel no dudo en contarnos brevemente cómo es que terminaron teniendo una pizzería. Nos dijo que, previamente, su padre, Don Francisco, se dedicaba a la industria de la tortilla, poseyendo varias tortillerías en la ciudad.  En su búsqueda de diversificar el negocio familiar, emprendieron la tarea de abrir algo distinto.

Nos comentó que tomaron la decisión de elegir un negocio dentro de la industria de la comida por una simple y sencilla razón: rentabilidad. Originalmente habían planeado abrir una papelería o una lavandería, sin embargo, fue el factor costo-beneficio, lo que los orilló a elegir algo en el negocio de los alimentos.

Adicionalmente, Jabneel, mencinó que no sólo tuvieron dudas al momento de elegir que rama comercial iban a escoger, sino también qué tipo de negocio dentro de la rama, es decir, de entre todos los negocios relativos a los alimentos, cuál iban a montar.

“Primeramente pensamos en una taquería, luego en una hamburguesería y finalmente en una fonda. Sin embargo, nos dimos cuenta que no había muchas pizzerías en la ciudad y fue ahí cuando cambiamos nuestra elección y es que decidimos poner una. Tiempo después, empezaron a aparecer muchas pizzerías en la ciudad, al grado de que tenemos una muy cerca de aquí.”

Es importante mencionar, que el local apenas tiene siete meses abierto, por lo que la cantidad de negocios similares que surgieron en la ciudad se dio en un ritmo bastante inusual, aunque ya hemos visto fenómenos de este tipo en la ciudad, basta ver cuátos locales de venta de té abrieron tras el surgimiento de Babú Té.

Todo salió mejor de lo esperado.

La plática se tornó más amena y Jabneel nos confió alguna de las dudas y dificultades que enfrentaron al momento de abrir el negocio. El primer problema al que se enfrentaron fue la ubicación, pues no tenían certeza de que fueran a vender lo suficiente. Al final las ventas los sorprendieron pues tuvieron un excelente inicio.

“No teníamos certeza, al principio esperábamos vender poco aunque al final resultó todo lo contrario y vendemos bastante bien hoy en día”.

Otra de las dificultades a las que se enfrentaron fue la cantidad excesiva de tiempo que toma abrir un negocio hoy en día. Jabneel nos comentaba, que les tomó poco más de sesenta días abrir la pizzería. Adicionalmente, ninguna cámara empresarial o grupo de apoyo se acercó a ellos para ofrecerles ayuda.

Del proveedor a la mesa.

Posteriormente, pudimos preguntarle a Jabneel como es que adquieren los productos para la elaboración de las pizzas, cuál es su especialidad y también un poco acerca de su local.

“Nuestros productos los adquirimos directamente con los proveedores, buscamos evitar en lo posible los enlatados. Los productos llegan directamente al local, frescos, y pasan directamente a la cocina para la elaboración de las pizzas.”

La pizzería cuenta con una variedad y cantidad de productos bastante envidiable. Más de quince distintos tipos de pizzas, divididas en clásicas y especiales. Una pequeña variedad de productos complementarios como lo son papotas, pan de ajo, canelones y refrescos, lo tradicional. Un pequeño plus, es la posibilida de agregarles… ¡Doritos!

Su especialidad, es la favorita de la casa, la Pancho’s. Jabneel nos contó que la pizza comienza su historia en el vecino estado de Chiapas, dónde se elabora tradicionalmente la pizza de arrachera con trozos de pimiento (verde). En Pancho’s, la formula fue perfeccionada con dos tipos de pimiento (rojo y verde) y cebolla.

En cuanto al sabor de las pizzas, he de admitir que son bastante buenas, más por el hecho de que son, siempre, recién hechas. Los productos lucían frescos y bastante jugosos. Súmenle a esto, un ambiente bastante ameno, algo inusual en una pizzería y sin duda, algo que se agradece.

Reinventando la pizzería local.

El local cuenta con amenidades poco usuales en una pizzería que no es de gran cadena, pues tiene aire acondicionado, mesas de primera, televisión satelital, baños e inclusive wi-fi. Sin duda son elementos que la hacen destacar de muchas otras pizzerías en la ciudad. Si a esto le añadimos un servicio impecable y una limpieza de primera, el lugar no tardará en volverse referente en la ciudad. La pizzería en resumidas cuentas, representa una revolución en el concepto de la pizzería local que suele ser muy sencilla y con pocas o nulas comodidades para el cliente.

Tras terminarnos nuestra pizza, que prácticamente devoramos, no pudimos hacer más que agradecerle infinitamente a Jabneel por permitirnos conocer una pequeña parte de la historia de su negocio. Antes de partir, nos mencionó con bastante emoción que esperan poder expandirse dentro de la ciudad en el futuro a través de sucursales. De nuestra parte no nos queda más que invitarlos a pasar un momento agradable, en esta pizzería local, bajo el mando de Jabneel y su padre Don Francisco, ambos, parte indiscutible del rostro del comercio de Chetumal.

La pizzería cuenta con servicio a domicilio llamando al 9831120002 o bien a través de su Facebook en Pancho´s Pizza. Adicionalmente, si el hambre es grande, Pancho’s Pizza maneja una promoción de 2 pizzas grandes por $150, una opción excelente para fiestas o reuniones. Sin duda, Pancho’s Pizza se posiciona rápidamente gracias al trabajo y visión de sus fundadores, quizá incluso, un ejemplo a seguir por gran parte del comercio local.

Juan M. Peraza.

Juan Miguel Peraza

Licenciado en Derecho por la Universidad de Quintana Roo. Es un apasionado de la economía, la legislación, el trabajo, las nuevas tecnologías y la política nacional e internacional. Se especializa en temas relacionados al empleo.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: