Xcaret, tierra de turismo, mundo de belleza y naturaleza.


¿Quién no conoce o ha oído hablar de las maravillas que este parque temático de Xcaret tiene para nosotros? Muy pocos, sino es que nadie, son los que no han escuchado alguna vez de este centro de atracción turística de gran potencial, sin embargo ¿Quién conoce Xcaret más allá de los que representa para los turistas extranjeros o para el comercio local? Una vez más, son muy pocos los que tienen una idea de lo que Xcaret realmente significa para la Historia de Quintana Roo.

Antiguamente Xcaret era conocido como Polé, y fue distinguido por ser un asentamiento poblacional de la cultura maya antes de la llegada de los españoles en el siglo XVI. Hoy en día es un parque temático ecológico de gran importancia que se encuentra en la Riviera Maya, no obstante, para la civilización Maya fue un importante puerto y centro mercantil en el cual aún se pueden observar vestigios arqueológicos.

Significado e Historia.

Xcaret tiene un significado que proviene del maya y significa “Pequeña Caleta”, esto debido a que cuenta con una ensenada de extraordinaria belleza. Para los mayas, la ubicación geográfica de esta Caleta, ya que hacía que el lugar fuera atractivo para ellos, lo que llevo a que construyeran un puerto y centro mercantil en ese mismo lugar. Polé, que era su antiguo nombre, deriva de la raíz P´ol, que significa “mercadería y trato de comerciantes”.

Fueron los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) quienes revelaron que los primeros asentamientos de Xcaret tienen un origen de periodo clásico temprano, es decir, de entre los años 200 a 600 d.C. algo diferente a los otros asentamientos importantes que empezaron desde mucho antes.

Dichas edificaciones tienen una extensión a lo largo de la costa por varios kilómetros y llegan a encontrarse ligadas por muros de limitación residencial. De hecho, se sabe que Xcaret fue un puerto amurallado, tal y como lo fue Tulum, pero con una diferencia, la muralla de Xcaret cerraba el acceso marítimo, lo que significa que eran vulnerables a ataques por mar.

Según las investigaciones, se conoce que se le menciona en el Chilam Balam, en relación a los Itzáes, dejándolo, así como uno de los puntos del viaje, cosa que refuerza la idea de su funcionamiento como puerto de embarque.

También se puede tomar como base de su importancia política y económica las ligas matrimoniales que se establecían entre los linajes de Polé y Cozumel. Xcaret fue también un punto de partida hacia dicha isla, en donde los mayas peregrinaban para adorar a Ix Chel, la diosa de la fertilidad y de la luna.

Siendo el lado oriental de la península de Yucatán el último en ser invadido por los españoles, los invasores llegaron a Xcaret durante la tercera etapa, campaña, cuando el sitio pertenecía al cacicazgo de Ekab, y era el punto de embarque entre la península y la isla de Cozumel.

Fue una gran parte de la población de Ekab quienes confirmaron la aceptación del dominio español y la alianza se dio de manera exitosa. No obstante, el rumor de Francisco de Montejo provocó una rebelión en Saci, la capital de los cupules.

Diseño y arquitectura de Xcaret.

El diseño de la arquitectura con la que Xcaret fue alzado pertenece al estilo de “Costa Oriental”, misma que se caracteriza por la ornamentación con pintura en las fachadas, entablamientos, dinteles remetidos, jambas y muros interiores de los templos.

De igual forma que varios sitios arqueológicos de la cultura maya, diversos edificios de Xcaret estuvieron cubiertos de estuco, tanto en el exterior como en el interior. El color rojo fue el que predominara en este tipo de destacado puerto.

Descubrimiento y creación del Parque Ecológico.

No fue sino hasta el año de 1984 cuando Miguel Quintana Pali, en compañía del Doctor Ignacio Bernal Hurtado, compraron cinco hectáreas del terreno en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo, para un proyecto privado.

Fue cuando comenzaron la limpieza del terreno que descubrieron los cenotes y ríos subterráneos que gozaban de una gran belleza.

Es así como decidieron cambiar de idea y se aliaron con “Los Hermanos Oscar”, Marcos y Carlos Constandse. La alianza se había creado para desarrollar la idea del parque que finalmente abrió sus puertas en diciembre del año 1990.

La misma administración del parque fue la encargada de subsidiar la investigación a cargo del INAH, para poder reconstruir los estigios de pirámides y edificios mayas encontrados en la zona y que hoy forman parte de la identidad del parque. Al mismo tiempo se implementaron programas de conservación de conservación de la flora y fauna de la región, protegiendo en primer lugar a la tortuga marina, una especie en peligro de extinción.

Xcaret se encuentra conformada por 80 hectáreas en las que se han desarrollado diversas actividades ecoturísticas y culturales, con el objetivo de dar a conocer a los turistas que vengan de cualquier parte del mundo la riqueza natural y diversidad cultural de México. Es en la actualidad que este parque es uno de los atractivos turísticos más visitados de la Riviera Maya.

La Naturaleza de Xcaret.

 

La hermosa zona de Xcaret se encuentra abarrotada de muchas especies de la región, esto por ser un refugio natural. De igual forma, el parque ha desarrollado espacios que permiten a los visitantes visitar a la fauna del entorno sin tener que alejarlos de su hogar.

Un ejemplo es el acuario de Arrecife de Coral, que exhibe la biodiversidad de los jardines multicolores submarinos del Caribe Mexicano. En este acuario se encuentran establecidos con mucho éxito más de 300 corales en las estructuras arrecifares, debido al sistema de bombeo permanente sin filtro de agua de mar que le permite la libre entrada de plancton directo a los estanques de exhibición, al igual que las esponjas, corales, moluscos y algas que dan origen a un proceso de colonización natural. Todo en conjunto suma una cantidad de más de 5 mil organismos.

Por otro lado, Xcaret, que se encuentra en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAP), el Instituto Nacional de la Pesca (INP) y el Instituto Nacional de Ecología (INE), se encarga de proteger a las dos especies de tortugas que anidan en las playas de Quintana Roo: La Tortuga Blanca (Chelonia Mydas) y la Caguama (Caretta Caretta).

Y es que, durante la temporada de anidación, en la época de verano, Xcaret establece campamentos tortugueros y patrulla de 100 km de litoral, que se encargan de vigilar los nidos y protegerlos de los posibles depredadores, entre ellos, el mismo ser humano.

Después de 60 días de que las tortugas llegan a depositar sus huevos, las tortuguitas bebes rompen su cascaron, de las cuales, algunas son enviadas al parque para ser integradas al programa de Conservación. En dicho programa, las tortugas son marcadas por medio de una técnica de auto injerto que les permite indetificarlas cuando regresen a anidar 25 años más tarde, de esa manera también se conocen sus rutas migratorias.

Y por si fuera poco, Xcaret cuenta con una laguna en la que habitan manatíes, una especie que se encuentra en peligro de extinción, cuenta con un aviario, un mariposario, cueva de murciélago, invernadero de orquídeas y bromelias, granja de hongos, isla jaguares, rincón de venados y otros atractivos naturales más.

Edgar.

                                                                                                                                       Con información de Grupo Experiencias Xcaret y México Desconocido.
Redacción por El Territorio.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: