¿Realmente México es el segundo país más violento del mundo?


La respuesta es no, ni un poquito, ni de lejos México es el segundo país más violento del mundo…

En días recientes escuchamos al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dirigirnos hacia nosotros como el “segundo país más violento del mundo”, y como era de esperarse, los grupos de oposición del país se tomaron esto como bandera política, lo cual no sólo es reprobable, sino también preocupante. Lo cierto es, que no estamos ni de lejos, cerca de ser el segundo país más violento del mundo…

México subió al escaparate mundial cuando la ciudad más grande del Estado de Chihuahua, Ciudad Juárez, fue considerada como la ciudad más violenta de México en 2010 y 2011. En aquellos años, se veía la escalada de violencia en México, como un auténtico apocalipsis social en el país. Se hablaba de desplazados, de pueblos fantasma, de crisis y de una decadencia social generalizada. Quizá simplemente no estábamos acostumbrados a este tipo de violencia, quizá fue la gran cobertura mediática que se les dio, o la estúpida y enfermiza idea de contabilizar el número de ejecuciones día con día por parte del SNSP y Milenio. No lo sé de verdad, pero en esos años, de verdad creíamos que eramos el país más violento del mundo, pero para nuestra sorpresa, ni en nuestros peores momentos lo hemos sido.

La realidad del mundo en el que vivimos tiende a ser mucho peor de lo que siquiera imaginamos. El caso de México, viene a ser escandaloso y horrorizante por el simple hecho de que somos un país “relevante” en el escenario mundial. Sin embargo, existen países, muchos de ellos muy cercanos a nosotros, cuyas tasas de homicidios, y en general, cualquier otro indicador de violencia, está por los cielos a comparación de nuestra situación actual. Ojo, que esto no quiere decir que diga que estamos en una posición “favorable” en temas de seguridad, sino simplemente hago énfasis en que nuestra situación en el continente no es ni de lejos una de las peores.

Colombia y Venezuela.

En América del Sur, podemos encontrar a dos países que son particulares en una cosa, y esa es, su tasa de homicidios. A pesar de ser dos países prácticamente contrarios en temas políticos e ideológicos, siendo uno de ellos casi un Estado Socialista y el otro un Estado apoyado casi en su totalidad por los Estados Unidos, no es secreto ante nadie, que son países muy similares. Ambos formaron parte del mismo país (Gran Colombia), comparten fronteras, acentos, costumbres, comidas, y un gran etcétera. Sin embargo, su relación no es del todo la mejor hoy en día.

Regresando al tema, estos países comparten una cosa en común, y esa es la violencia. En la tierra de Chávez, últimamente ha sido noticia la increíble escalada de violencia que vive en el país, y no solamente en lo político, sino en términos generales. De 1998 al 2013, la tasa de homicidios del país sudamericano pasó de 19 homicidios por cada 100,000 habitantes, a poco más de 79 por cada 100,000. Esto implica que con una población casi cuatro veces más pequeña que la de México, tenga una cantidad de homicidios inclusive superior hablando de números totales. Sin embargo, al tener menor población, proporcionalmente hablando, el país es muchísimo más violento que México. Eso sin contar la grotesca cantidad de asaltos violentos y robos en general en todo el país.

Paramiliatares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia dirigidas por Timoleón Jiménez “Timochenko” (Esq. Izq.). (Foto: El Intransigente)

Sin embargo la información respecto a los homicidios en Venezuela es incierta. Algunas Organizaciones no Gubernamentales aseguran que la cantidad de homicidios en el país sudamericano, es de 91.8 por cada 100,00 habitantes, tal y como lo indica el Observatorio Venezolano de Violencia, que asegura que tan sólo en 2016, se reportaron 28,749  homicidios en el país. Fuentes más optimistas como el Instituto Igarapé, colocan esta cifra en 18,230 (58/100.00hab.). Lo cierto es que es difícil de saber, que tan fuera de control está la situación de la violencia en Venezuela en este momento, debido a la extremada polarización que existen en los medios venezolanos, casi todos, en control del régimen de Nicolás Maduro.

En el caso de Colombia, actualmente se encuentra en una posición relativamente mejor que la de Venezuela, pues en términos de homicidios, su tasa es prácticamente la mitad de la de su vecino, y muy lejana a la tasa cercana a los 100 homicidios por cada 100,000 hab. que registró durante los años más duros del narcotráfico en aquel país, para ser específicos, en 1992. Actualmente el país sudamericano, tiene una tasa de homicidios de 25,2 homicidios por cada 100,000 hab., una tasa superior a la de México en 2016, de 15.47 por cada 100,000 habitantes.

Sin embargo, también es correcto decir que el caso de Colombia es especial, pues a diferencia de Venezuela, al igual que México, el país estuvo sumido durante los años 90s en una guerra frontal contra los cárteles del narcotráfico, especialmente el de Pablo Escobar. Por si eso no fuera suficiente, el país hasta hace unos meses llevaba poco más de 40 años combatiendo un levantamiento armado paramilitar, liderado por Timoleón Jiménez “Timochenko”, al frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC, a las cuales se les acusa de numerosos atentados terroristas en el país. Durante los peores años, la en ese entonces “Capital mundial de la violencia”, Medellín, llegó a registrar tasas de homicidios cercanas a los 400 homicidios por cada 100,000 habitantes, casi tres veces lo registrado en el peor momento de Ciudad Juárez (2011).

Lo cierto es que la realidad Colombiana es la más parecida a la nuestra, más si miramos al pasado del país, y vemos hasta que límites llegó la violencia en el país sudamericano. Hoy, a pesar de muchos años de esfuerzos y combate al narcotráfico, Colombia aún vive un problema de inseguridad severo, mucho menor que en los 90s, sí, pero sin dejar de ser eso, un problema.

Centroamérica.

Hoy en día, hablar de Centroamérica, es hablar de palabras mayores en términos de violencia, quizá únicamente a excepción de Venezuela (de la cual se dejaron de tener datos desde hace años, y dónde se cree hay tasas ya cercanas a los 100 por cada 100,000). En Centroamérica, países como Honduras y El Salvador, han padecido epidemias de homicidios desde hace muchos años. En el caso de El Salvador y Honduras, que según el Monitor de Homicidios del Instituto Igarapé de Brasil son los dos punteros en homicidios por tasa en el mundo, cuentan con tasas de 91.2 y 59.1 por cada 100,000 habitantes cada uno. Adicionalmente países vecinos de México como Guatemala y Belice, también sufren de elevados números de homicidios, estos países cuentan con tasas de 27.3 y 36.3 por cada 100,000 habitantes respectivamente.

En esta región de América, el problema tiene su origen en bandas criminales denominadas “Maras”, que se ubican principalmente en El Salvador y Honduras. Aunado a eso, una brutal desigualdad, altas tasas de migración, y extrema pobreza, sólo son problemas que contribuyen a moantener la inestabilidad política y social de la región.

Elementos de la Policia Militar Brasileña en una Favela de Río de Janeiro. (Contacto.mx)

Brasil

Brasil es un caso especial, pues su enorme tamaño y población, lo hacen acreedor del título del país con más ciudades dentro del Top 100 de Ciudades más Violentas del Mundo. Adicionalmente, este coloso ganadero, forestal y petrolero, posee la cuarta tasa de homicidios más elevada de Latinoamérica, con 27.5 homicidios por cada 100,000 habitantes, y la colosal cantidad de 56,212 homicidios, casi 2.5 veces la cantidad de homicidios registrados en México en todo 2016, pero que debido a su enorme población (más de 200 millones de habitantes), su impacto se ve diluído.

Es correcto mencionar también, que la violencia en Brasil, se encuentra concentrada en ciertas áreas de las ciudades, y no es necesariamente un problema generalizado en todo el país. En el caso de Sao Paulo, y Río de Janeiro, bandas de narcomenudistas y de ladrones, se encuentran concentrados en las ya lamentablemente famosas “favelas”. Estas zonas, normalmente se encuentran en las zonas suburbanas de las ciudades, a la orilla de los cerros que rodean las ciudad en el caso de Río de Janeiro, y son zonas de alta marginación y carencias importantes en servicios públicos y vulnerables en ingreso.

México

México en la actualidad, reporta una tasa de homicidios de 17/100.00hab., colocándose como el octavo país más violento de América Latina en términos relativos, y el tercero en términos absolutos (número de homicidios), sólo detrás de Venezuela y Brasil. Sin embargo, la forma correcta de medir el impacto de la violencia en un país, es tomando en cuenta cuanto toca para cada quien, vaya, en términos relativos. Utilizar cifras absolutas es incorrecto, pues, si bien la cantidad puede parecer impresionante, la realidad es que en proporción a la cantidad de población de un país puede no ser necesariamente tan grande. Imagíneselo de esta manera, usted gana 100 pesos al día, sin embargo todos los días su sobrino le roba 30 pesos al día, dejándolo únicamente con 70 pesos para usted, ahora imagínese  que gana 1000 pesos al día, y su sobrino le roba 50 pesos al día, en el segundo caso, a pesar de que le han robado más en términos absolutos, al final del día, usted tiene 950 pesos, es decir 880 pesos más que en el primer caso, el impacto económico es abismalmente superior en el primer caso, y tal cual es en este ejemplo, es en el tema de los homicidios.

Datos del Instituto Igarapé, 2016.

Ni el segundo, ni el tercero, ni el quinto, ni el décimo…

México a nivel Latinoamérica, se ubica como el noveno país más violento en términos relativos según el Instituto Igarapé (quien se dedica a Monitorear la incidencia de homicidios alrededor del mundo), y el 21 a nivel mundial (Datos de 2012, . Sin embargo, en términos absolutos, México es el tercer país con más homicidios en el mundo, sólo detrás de Brasil (56,212) y Venezuela (28,749-18,230), sin embargo, como habíamos comentando anteriormente, esto es irrelevante si se toma en cuenta la población de México.

Latinoamérica.

  1. El Salvador 91.2/100.00hab.
  2. Honduras 59.1/100.00hab.
  3. Venezuela 91.8-58/100.00hab.*
  4. Trinidad y Tobago 32/100hab.
  5. Brasil 27.5/100.00hab.
  6. Guatemala 27.3/100.00hab.
  7. Colombia 21.9/100.00hab.
  8. Puerto Rico 19/100hab.**
  9. México 17/100.00hab.
  10. Guyana Francesa 13.3/100hab.

Mundial

  1. El Salvador 91.2/100.00hab.
  2. Honduras 59.1/100.00hab.
  3. San Kitts y Nevis 55.6/100hab.
  4. Venezuela 91.8-58/100.00hab.*
  5. Islas Vírgenes 52.1/100hab.
  6. Jamaica 50.7/100,00hab.
  7. Belice 36.3/100,00hab.
  8. San Vicente y las Granadinas 34.7
  9. Lesotho 38/100,000hab. (2010)
  10. México 17/100.00hab.

La dura realidad nacional.

Lo cierto es que si bien la situación de México no es la peor del continente, y mucho menos la peor del mundo, lo cierto es que el país en términos de seguridad, no está para nada bien. Desde el 2005, México no registra una tasa inferior a los 10 homicidios por cada 100,000 habitantes, límite superior que utiliza la OMS para considerar que un país sufre una epidemia de homicidios (literalmente se le trata como una enfermedad a nivel país). Algunos Estados del país, incluso presentan tasas superiores a los 80/100.00hab., como es el caso de Colima, que ha visto una escalada sin precedentes en homicidios desde el año pasado por una supuesta lucha por la plaza entre cárteles rivales.

La violencia en México podría considerarse un problema enraizado y extremadamente complicado, que de no elaborarse políticas públicas adecuadas para su erradicación o reducción, podría llevar al país a vivir una crisis de violencia similar a la que vive en la actualidad Venezuela. No es únicamente cuestión de debatir dicharacheramente si el ejército debe o no estar en las calles, si la legalización es o no la solución, si es la educación, si es el presidente, si es el PRI. Es esencial, tener una estrategia clara, y definida de qué se va a hacer con la violencia en el país.

También hay que tomar en cuenta, que México no sólo padece una epidemia de homicidios, sino también tiene severos problemas en temas tan complicados como los secuestros, extorsiones, lesiones y robos. El país en términos históricos, vive la peor crisis de seguridad contemporánea, y tal y como van los datos de 2017, no tiene intenciones de detenerse como muchos habíamos pensado, basta ver cuantos homicidios fueron reportados en mayo (2187), para darse cuenta qué tanto se ha degradado la seguridad del país en este año. No nos queda nada más que exigir y esperar. Exigirle al gobierno estrategias efectivas, y con un auténtico sustento metodológico y estratégico, transparencia, efectividad y preparación, y esperar… sí, esperar que algo de todo esto realmente funcione, y no terminemos, ahora sí de verdad, siendo el país más violento del mundo.

Forenses de Ciudad Juárez analizan la escena del Crimen tras una balacera en 2013. (Animal Político).

Fuentes:

1.- Monitor de Homicidios del Instituto Igaripé, consultado el 25 de Junio de 2017: https://homicide.igarape.org.br
2.- Violence in Latin America: An epidemic worse tan Ebola or AIDS; The World Bank Organization; 6 de Noviembre de 2014, consultado en: https://www.worldbank.org/en/news/feature/2014/11/06/violence-in-latin-america-epidemic-worse-than-ebola-or-aids
3.- Venezuela registra un aumento de los asesinatos: 28,479 en 2016; Agencia EFE; Publicado en El País el 29 de Diciembre de 2016; Consultado en: https://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/29/actualidad/1483002766_821425.html
4.- El año más violento del Sexenio: los homicidios dolosos aumentan en 24 estados; Arturo Angel el 22 de Diciembre de 2016 en Animal Político. Consultado en: https://www.animalpolitico.com/2016/12/homicidios-violencia-mexico-2016/
5.- Biblioteca Virtual en Salud de Cuba del BIREME, OPS y OMS. https://bvscuba.sld.cu
6.- Se desactiva la guerra, pero la violencia sigue en Colombia; por Fundación Ideas para la Paz el 8 de abril de 2017 en El Espectador. Consultado en: https://www.elespectador.com/noticias/nacional/se-desactiva-la-guerra-pero-la-violencia-sigue-en-colombia-articulo-688480

Doce. 

Redactado por Doce para El Territorio.
Use y cite este artículo adecuadamente.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: