Need For Speed o Fast & Furious, una comparativa honesta


Hagamos un recuento histórico, Rápido y Furioso tuvo su primera aparición en 2001, como una película que nos envolvía en el mundo del tunning y las carreras clandestinas en donde el joven policía encubierto Brian O’Conner se había involucrado encontrando a su némesis Dominic Toretto y al inicio se ve que Brian es un dolor de cabeza para Dom, aunque lo deja entrar a su mundo descubriendo el negocio en el que este estaba involucrado, al final de la película Brian revela ser policía y tras mucho drama, un muerto y varias lagrimas Brian revela ser policía y deja escapar a Dom.

Para la siguiente película nos encontramos a Brian aún como policía en Miami, aquí empiezan a haber menos automóviles siendo una trama mucho más policial, aunque el tunning sigue y vemos a la hermana de Steve Aoki junto a un nuevo personaje, Roman Pierce y también sale Ludacris pero no le dan tanto protagonismo hasta por ahí de la quinta película; con la tercera entrega Tokyo Drift volvemos al automovilismo, en Tokio y esta es mi favorita de toda la franquicia (y la única que aún me gusta) en esta vemos de lleno el drifting lo cual es algo común en Japón y hay varios anime de automovilismo en donde se involucra.

A partir de la cuarta entrega todo cambia, empiezan a centrarse más en la trama policial y hay más explosiones, tantas como película de Michael Bay, aunque también se nota más el presupuesto película con película donde llegamos a ver automóviles exóticos pero el tema de las carreras callejeras pasa a ser algo muy secundario, se vuelve La Hora del Poder con Brian y Dom. Need For Speed fue diferente, no es una buena película pero tampoco es mala, está para pasar el rato y la he visto varias veces, además de contar con un buen cast como un Aaron Paul recién salido de Breaking Bad que acababa de concluir su emisión y un secundario Rami Malek que más tarde veriamos sus dotes de actuación en Mr. Robot, aquí sólo es un chico gracioso.

Need For Speed es un chico de pueblo pero decidieron serle fiel al videojuego con detalles como los que tiene el Mustang Shelby GT500 como el tablero virtual que podíamos ver en los juegos, toda una joya, otra cosa es las persecuciones policiacas aunque en el primer juego no teníamos un Toby Marshall y se acopla un poco más a la evolución que el juego tuvo en cuanto a mecánicas y también los automóviles, no es por echarle flores a esta película que tuvo menor presupuesto a las últimas entregas de F&F pero se lucieron realmente con este departamento.

De la consola al cine, del cine a la consola

Need For Speed cuenta con un puñado bastante grande de títulos en su arsenal a diferencia de Rápido y Furioso que lo intentó con un videojuego en 2006, la cosa aquí es que NFS decidió reinventarse en 2015 tras caer en el mismo pecado que está cayendo cierta franquicia de Ubisoft en la que nos lanzaban un título anual.

En The Fast & The Furious somos “el jugador” y conducimos un Honda, somos retados a una carrera contra Hanzo que maneja un Mazda RX-8 y tras vencerlo iremos desbloqueando más carreras y ganando dinero para comprar automóviles, encontrando como rivales a los personajes de la película, Brian, Dom y los de Tokyo Drift porque este juego es en Japón y porque la película salió por las mismas fechas, marketing.

La crítica destrozó a este juego, no podíamos tunear los automóviles fuera de la pista, tampoco había tantas opciones de tuneo y no dejaban de compararlo con NFS, aunque tiene un modo multijugador y el sonido que ofrece es atractivo.

NFS decidió empezar contando su propia historia, teniendo a Tobey Marshall como protagonista, siendo un piloto de carreras retirado y ahora mecánico al cual le llega una notificación para quitarle el garaje donde trabaja con sus amigos (y reside) pero se aparece Dino Brewster para salvar el día, confiando en el mejor mecanico del pueblo le propone construir un Ford Mustang Shelby GT500 2013 trabajado por el mismísimo Carroll Shelby. Tras unas pruebas de manejo donde Dino se toma muy personal que Tobey lo humillara demostrándole la velocidad máxima del coche empieza lo que en verdad es bueno desafiando a Marshall a una carrera en donde unos Aggera de su tío son los protagonistas, aquí muere Pete, un personaje secundario que causa una catarsis en el protagonista que va a prisión y es implicado en el homicidio del pequeño Pete y el robo de los Aggera.

Tobey sale de prisión por buena conducta dos años después y decide vengar a Pete encontrando la oportunidad de perfilar en la carrera De Leon junto a su equipo de trabajo y amigos iniciando un roadtrip superando los retos para entrar en la competición, al puro estilo del videojuego. Para la producción de este se basaron en Rivals y Hot Pursuit con todas las escenas policiacas dando una película regular cargada de drama innecesario pero si esperábamos una película donde los autos fueran los protagonistas tenemos a Cars de Disney.

Los autos son lo más importante

Fast & Furious siempre nos han ofrecido como deleite visual automóviles teniendo a Brian como un fan de los modelos japoneses y a Dom como un americano conservador fan de los muscle car, en la primera película pudimos notar un montón de modelos japoneses, quizá porque eran más baratos o porque eran más comunes en el tunning y en la segunda película también pasa lo mismo aunque por ahí hay unos automóviles exóticos y el musculo americano.

Tokyo Drift a mi parecer es la que más se ha centrado en el automóvil, aquí también hay coches japoneses por todos lados (claro, estamos en Japón) pero con el añadido de que están modificados para no ser alcanzados por la policía, se habla mucho de tunning en esta película y tiene un climax en donde se modifica un Ford Mustang Fastback 1968 que era del padre de Sean. Después de eso el presupuesto en la franquicia fue un poco más amplio como para traernos otro tipo de automóviles. Teniendo una aventura en Brasil donde se muestran algunos autos exóticos pero se modifican unos Challenger que pertenecían a la policía y en su viaje a Dubai pudimos ver algunos autos exóticos por un breve momento, incluso uno atravesó dos edificios.

NFS le fue fiel al juego con los automóviles aunque mostraron una variedad de vehículos que también podemos encontrar en los diferentes juegos que nos ha dado la franquicia, cada personaje contando con un auto adaptado a sus características (menos Tobey, es el protagonista y él conduce varios autos alrededor de la película) muchos de estos siendo modelos exóticos y algunos cuantos modificados.

La fotografía con la que se mostraron los automóviles en NFS fue muy buena y es que no sólo toma elementos de esta franquicia, los choques como el de Dino Brewster en su Sesto Elemento donde arrolla a Texas Mike en su P1 recuerda mucho a Burnout y aquella prueba en la pista donde Tobey chequea el potecial de aquel Shelby recuerda también a Forza que está más enfocado en carreras de circuito.

El futuro de ambas franquicias

La franquicia de los autos y explosiones innecesarias decidió hacer su última entrega hasta el 2021 pero revelando que también van a tener un spin off con The Rock que no tienen fecha aún y para las próximas dos entregas desconocemos si todo el cast volverá pero Vin Diesel ha dicho que su contrato se renovó; en cuanto al departamento jugabilistico podemos darnos cuenta que ya se rindieron, aunque también tuvieron un juego arcade que es casi desconocido.

En cuanto a NFS parece que planeaban volver este año con una película basada en Most Wanted y desde escuchar que The Most Wanted será el título de su próxima entrega quedé con ansias de ver esto ya que es uno de los mejores juegos que ha ofrecido la franquicia, aunque no sabemos nada del cast ni del director, ya estamos a mitad del año y  no hay noticias de esto aún. Most Wanted no es el único título que planean llevar a la pantalla grande, Carbon también se tiene planeado como Canyon Challenge para 2019 pero aún no sabemos nada y si algo sabemos de ambos juegos tienen relación y continuidad.

En cuanto a los juegos con la próxima entrega que se anunció en la E3 que tiene continuidad con su “reinicio” del 2015 parece que van con todo a reclamar el titulo como el líder en las carreras que le estaba robando Forza que ha sacado unos títulos magistrales durante los últimos años y también teniendo como rival The Crew que parece pretenden entregarnos una excelente segunda entrega que también se anunció en la convención anual de videojuegos, sólo queda esperar como nos sorprende Electronic Arts este año con uno de sus títulos más grandes.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: