¡Perdimos! Campeche y Yucatán “ganan” conflicto por la frontera con Quintana Roo.


Chetumal, Quintana Roo. – La controversia constitucional que había entre los estados de Quintana Roo contra Campeche y Yucatán por la franja territorial de la frontera entre los estados, ha terminado y Quintana Roo ha resultado vencido. Con esto, Quintana Roo pierde un aproximado de 10 mil kilómetros cuadrados.

Asunto concluido.

El Secretario de Gobierno, Francisco López Mena, anunció que, a pesar de las pruebas presentadas por el Estado para llegar a recuperar la franje, el Senado de la República y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se han declarado incompetentes, dejando así un supuesto fin al asunto.

Mencionó que el asunto, visto desde un ángulo jurídico, está perdido y ya no quedan más recursos por agotar. El estado ha perdido ante Campeche la cantidad de cuatro mil 810 kilómetros cuadrados y ante Yucatán cinco mil 400 kilómetros cuadrados.

Y es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha tomado la decisión de archivar el caso, esto después de haber dictaminado que no es competente para emitir la resolución del conflicto.

Al respecto el secretario dijo que:

“Legalmente, el asunto no existe, jurídicamente no es un caso pendiente, han sido muchos los años de proceso en los que se demostró que el territorio debe ser quintanarroense, estoy convencido que de haber existido una resolución iba a ser a favor de Quintana Roo, pero no lo hubo”.

Tomando en cuenta esto, hizo la declaración de que el gobierno actual no está tomando medidas necesarias para reabrir el caso e iniciar un nuevo procedimiento.

Sin sentencia no hay fin.

El presidente del Comité Pro Defensa de los Límites de Quintana Roo, Reynaldo Blanco Baeza, ha dicho, por otro lado, que la franja aún no se ha perdido, ya que no existe sentencia que así lo dictamine. Mientras no exista sentencia, aun se puede hacer algo para recuperar la franja.

El caso del que habla fue cuando en 1996 el gobierno estatal impugnó ante la Suprema Corte el decreto del Congreso de Campeche al crear un nuevo municipio de Calakmul, después, en 1997, durante la administración de Mario Villanueva Madrid, se había interpuesto el reclamo por la creación de un municipio de Campeche en territorio quintanarroense, dejando salir a la luz el verdadero problema de la franja, no sólo con Campeche, sino también con Yucatán.

¿De quién es la culpa?

El asunto se remonta desde hace ya muchos años atrás, y se le ha dado tan poco seguimiento como fuera posible. Prácticamente desde junio del año 2013, en el sexenio de Borge, cuando la controversia llegó a la Cámara de Senadores siendo rebotada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Desde ese momento la contienda se encontraba en pique para nosotros los quintanarroenses que, simplemente, ocultamos el caso, tal y como se han ocultado muchas cosas más que bien pueden salir a la luz o no.

Los gobiernos anteriores no fueron capaces de prestar la atención necesaria al caso y resolver, por las vías adecuadas, el conflicto que hoy ya parece perdido. No resulta extraño que hasta la fecha sigan existiendo estos tipos de casos en los que se maquille u omita cierta información.

La historia del Proceso que llevó el caso.

Fue el gobierno de Mario Villanueva, con el apoyo de los entonces presidentes de los Poderes Legislativos y Judicial, Carlos Cardín Pérez y Joaquín González Castro, los que interpusieron una Controversia Constitucional en 1997, misma que llevó el número 9/97 ante la Suprema Corte de la Justicia de la Nación. Dicha controversia alegaba que, parte del territorio incluido en el municipio de Calakmul, que Campeche había creado en 1996, era propiedad de Quintana Roo.

Después, la disputa con Campeche involucró el control sobre una franja territorial de 4 mil 800 kilómetros cuadrados. Ya en el juego, Quintana Roo interpuso también la Controversia Constitucional 13/97, la cual reclamaba 5 mil 400 kilómetros cuadrados de Yucatán. Son más 10 mil kilómetros cuadrados los que se encuentran en disputa.

Después de tantos años, el 3 de junio del 2013, época perteneciente a Roberto Borge (que es más famoso por las demandas y denuncias interpuestas en su contra que por cualquier otra cosa), la Suprema Corte de Justicia de la Nación terminó por acabar las esperanzas de Quintana Roo cuando determinó que no existe la posibilidad jurídica para que se solicite al Senado de la República que remita al Poder Judicial los expedientes originales y sus anexos de la Controversia Constitucional 9/97.

Hoy en día, el gobierno de Quintana Roo, mediante Francisco López Mena, ha reconocido que el asunto se ha perdido. La controversia constitucional terminó.

Edgar. 

Con información de Novedades Quintana Roo y NotiCaribe.
Redacción por El Territorio.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: