Se declara como muerto al MP3. Aquel formato de codificación digital que llegó en el pasado para cambiar la manera en que se escuchaba la música llegó a su fin. Este anuncio fue difundido primeramente por NPR.

NPR, siendo un desarrollador de dicho formato, confirmó que había eliminado oficialmente su programa de licencias para el MP3.

Inicios del MP3.

El formato MP3 inició su participación en el mundo de la música  gracias a Karlheinz Brandenburg, director de tecnologías de medios electrónicos del Instituto Fraunhofer IIS, perteneciente al Fraunhofer-Gesellschaft, una red de centros de investigación alemanes en acuerdo con Thomson Multimedia (Luego conocido como Technicolor).

El primer registro que se tuvo fue en 1987, en el laboratorio de tecnologías de medios electrónicos. Es ahí en donde los alemanes intentaban resolver el dilema de cómo difundir el sonido digital.

Archivo digital .mp3

Varias patentes más fueron registradas en 1991, sin embargo, en julio de 1995 Brandenburg usó, por primera vez, la extensión .mp3, para los archivos que estaban relacionados con el MP3 que guardaba en su ordenador.

En este proceso, para el desarrollo del formato, también participó el ingeniero Leonardo Chiariglione, quien tuvo la idea de los estándares que podrían ser útiles para el fin que se buscaba en el archivo .mp3.

Es, de esta manera, que nace el primer formato de comprensión de audio popularizado en internet.

Este archivo justamente es el responsable de la muerte del MP3 como tal, ya que, a pesar de haber sido innovador y haberse distribuido por todo el mundo de gran manera, el MP3 tenía varios defectos: era muy pesado, aparatoso y se tenía que tener mucho cuidado de no rayarlo y limpiarlos. Sin embargo, el archivo de comprensión digital .mp3 llegó para acabar con ese problema, teniendo capacidad para mucho, mucho, muchísimo más que un MP3, un dispositivo de reproducción .mp3 era mucho más ligero y portátil, sin contar que no se corría con el peligro de dañar la música a pesar de estar en movimiento. Se volvió la sensación y hoy en día es lo que todos usan para reproducir su música en donde sea y cuando sea.

Seguirá existiendo pero no por mucho.

Aunque el MP3 se declare como muerto, no significa que va a desaparecer. Seguirá siendo usado pero ya no aparecerán nuevos reproductores, software con licencia para su uso y no habrán mas productos compatibles.

Gizmodo detalla que:

“A diferencia del vinilo o el casete, es poco probable que el MP3 experimente un resurgimiento nostálgico. La calidad de audio es basura cuando lo comparas con los estándares modernos. Algunas investigaciones han sugerido que la comprensión del formato aumenta la percepciones características emocionales negativas percibidas de instrumentos musicales, en detrimento de características emocionales positivas”.

 Edgar. 

                                                                                                                             Con información de ClasesdePeriodismo.com
Redacción por El Territorio.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: