¿Puede morir el Universo?


Las estrellas, planetas y diversos objetos en el espacio e incluso en la tierra han estado desde miles de años antes que la misma humanidad, mucho de lo que hemos visto nos parecería eterno o incluso aparentan ser indiferentes al paso del tiempo, incluso después de otros millones de años pareciera que no sufren los efectos del tiempo. Aunque en nuestra experiencia se observa un patrón de decaimiento y desgaste del que no hay vuelta atrás, las personas envejecen, las montañas son erosionadas, los objetos se desgastan, las máquinas se desgastan … Entonces, ¿Acaso la misma lógica aplica para un universo que es infinitamente más viejo que cualquier ser humano y, sin embargo, sigue en pie?

entropía universo

Según la ley de la termodinámica, la entropía siempre aumenta en el Universo hasta llegar al equilibrio.

El universo parece un ser inmortal, pero la verdad es que no lo es. Aunque lentamente, el universo decae y es imposible regresar al estado anterior. Los principios que dictan la sentencia son las mismas leyes de la termodinámica, siendo la de mayor peso la sentencia impuesta por la segunda ley de la termodinámica.

Caos y desorden crecientes.

La segunda ley de la termodinámica habla de una propiedad que va en aumento llamada entropía. La entropía indica el “grado de desorden” en un sistema y dicho desorden sólo tiene la capacidad de aumentar hasta llegar a un máximo desorden posible. Es decir, el universo tiende al máximo caos y desorden posibles, donde la energía se distribuye y logra mayor dispersión, esto de forma irreversible. Diariamente ocurre la transformación y transferencia de energía. La energía liberada por la combustión de la gasolina se transforma en energía mecánica, nuestros cuerpos aprovechan la energía contenida en distintas sustancias al metabolizar sustancias como azúcares e incluso ocurre el proceso de transformación de energía dentro de las estrellas. Cada que ocurren, una parte de la energía se pierde y es disipada, sin posibilidad de ser recuperada o aprovechada.

Toda esa energía disipada aumenta el grado de desorden en el universo y como el proceso no puede ser remediado, es decir, es imposible retroceder al estado anterior.  Como consecuencia, al pasar el tiempo todo el universo decae y da un paso más acercándose al caos.

Sonando casi contradictorio, el proceso de aumentar el desorden sólo tendrá fin cuando se alcance el equilibrio, en dicho punto la energía estará completamente dispersa y no será posible obtener energía de alguna fuente, dando como resultado una temperatura constante en todo el universo.

equilibrio térmico

Caos en equilibrio.

Al llegar al equilibrio, el universo morirá, no será posible mantener la vida en ninguna forma, las estrellas se apagarán por completo, el universo será un lugar frío y oscuro. A tal punto no existirá ninguna forma de transferir energía, pues esta estará dispersa en todo el universo y es la falta de equilibrio lo que permite que el calor se transmita, que el agua se mueva, es lo que permite que un ser pueda estar vivo y al ser la energía del universo constante (Primera ley de la termodinámica) no hay forma de evitar que el caos llegué a su punto máximo, pues no hay forma de dar más energía al universo.

Lo único que podemos hacer es retrasar en algún punto el aumento del desorden, lo que implica aumentar el desorden en otro punto, cosa que el ser humano ha hecho desde siempre en el afán de perdurar y mantener su aparente orden, el cual sólo podrá mantenerse mientras sea posible aprovechar la energía de alguna fuente.

Finalmente, lo último que quedará del universo será un espacio con una temperatura constante, aquí la sentencia de la segunda ley toma nombre; La muerte térmica del universo.

Bibliografía:

  1.  J.M. Smith, H.C. Van Ness, M.M. Abbott, Introducción a la termodinámica, séptima edición, McGraw Hill, México, 2007.
  2. Carmona Collado, Diana Carolina. Fractal Attraction. Capítulo 1. El orden y caos por medio de la entropía. Tésis profesional para la Licenciatura en Artes Plásticas. UDLAP, Cholula, Puebla, México. 2003.
  3. Hyperphysics. Entropy as Time’s Arrow. Enlace: https://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/hbase/Therm/entrop.html. Consultado el 19 de marzo de 2017.

Dejar comentario


Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: